Océano Ártico

Descripción del océano Ártico

Si tuvieras que escoger un océano en el cual nadarías, no escogerías el Ártico, ¿verdad? Eso es porque se trata del océano más frío de la Tierra y sólo las especies adaptadas a sus temperaturas están capacitadas para habitarlo.

Este cuerpo de agua es el más pequeño y menos profundo de los océanos y se encuentra en el hemisferio norte. Aún así, es 1.5 veces más grande que el territorio estadounidense. La palabra “ártico” proviene del nombre de la constelación Arktos, que a su vez en griego significa “oso”. No obstante su frialdad, el territorio bañado por sus aguas ha sido habitado desde hace unos 20,000 años por los esquimales o inuit, quienes, claro, tienen adaptaciones físicas y fisiológicas para soportar una vida en condiciones extremas.

Es el océano más frío de la Tierra y sólo las especies adaptadas a sus temperaturas están capacitadas para habitarlo.

Este océano tiene un área de aproximadamente 15,558,000 kilómetros cuadrados y un total de 45,389 kilómetros de costas. Ocupa un 3.17 por ciento de la superficie terrestre. Sus aguas empapan las regiones del norte de Alaska, Canadá, Noruega, Islandia, Rusia y Groenlandia. Rodea varias islas y su área incluye la bahía de Baffin, el mar de Barents, el mar de Beaufort, el mar de Chukchi, el mar de Groenlandia, la bahía de Hudson, el mar de Kara, el mar de Laptev, el mar Blanco, el estrecho de Hudson, el mar de Siberia y otros. Se conecta con el océano Pacífico a través del Estrecho de Bering y con el océano Atlántico por medio del mar de Groenlandia y el mar de Labrador. Su límite al sur es el Círculo Polar Ártico, un paralelo a 66° 33 minutos norte.

En el Ártico flotan a sus anchas grandes casquetes de hielo de 2 o 3 metros de espesor, continuamente desplazados a causa de los vientos y las corrientes marinas. Si estos casquetes chocan entre sí, el hielo forma una línea irregular de pedazos de hielo, a la que se conoce como cresta de presión y que puede tener 3 veces mayor espesor que los casquetes de hielo aislados.

Propiedades del océano Ártico

Durante el verano, los casquetes de hielo están rodeados por el mar, pero en invierno crecen doblemente. El clima del Ártico se describe como polar, caracterizado por un perenne frío. Las islas poseen una capa de permafrost, o lo que es lo mismo, una capa de hielo en la superficie del suelo. Otras regiones de suelo firme como Alaska tienen tundra.

Durante invierno, el sol brilla por su ausencia, el cielo es claro y las condiciones climatológicas son estables, pero el verano da paso a un sol permanente y a ambientes húmedos ocasionalmente azotados por ciclones y tormentas de nieve. En invierno, la temperatura fluctúa entre -50° y -1.1° centígrados y en verano, la temperatura puede ser de hasta unos 10° Celsius. Tiene la más baja salinidad de los océanos, debido a la escasa evaporación y a las afluencias de agua dulce.

El suelo oceánico se divide en 3 grandes cordilleras:

-La cordillera Nansen-Gakkel. Se extiende al norte de la Rusia occidental.

-La cordillera Alfa. Cordillera plana con picos de unos 3,000 metros.

-La Dorsal de Lomonósov. Cadena montañosa de 3,300-3,700 metros de altura.

También se divide en 3 grandes masas de agua, en función de su profundidad:

-Botón Ártico de Agua. Es la masa más profunda e inicia a unos 900 metros de profundidad.

-Agua Atlántica. Se encuentra a 150-900 metros de profundidad. Tiene el mismo nivel de salinidad que la del Botón Ártico de Agua, pero es más cálida.

-Superficie de Agua del Ártico. Se encuentra a 200-150 metros de profundidad y es una capa sub superficial de rápidas corrientes.

Importancia económica del océano Ártico

Sus condiciones frías no son impedimento para la prosperidad de varias especies. En sus aguas habitan narvales, morsas, belugas, focas, ballenas boreales y la medusa melena de león, que crece hasta medir 2.4 metros. El plancton, las algas, varias especies de peces y los osos polares también están presentes.

En el suelo existen yacimientos de petróleo, de gas natural y de grava, importantes recursos para los países. Sus aguas son navegables siempre y cuando se tenga cuidado con los icebergs; entre marzo y abril el hielo cubre buena parte del océano. Cobra relevancia mayor ya que se cree que puede albergar más del 25 por ciento de los yacimientos de petróleo y gas aún no descubiertos.

Es un enlace marítimo entre el este y el oeste de Rusia y entre éste y Norteamérica. No obstante, el centro del océano es disputado entre Noruega, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá y Rusia.

Estado y preservación del océano Ártico

Este océano tiene una afectación muy visible del cambio climático ya que, debido al aumento de temperatura global, la capa de hielo adelgaza paulatinamente. El deshielo podría provocar graves inundaciones en el futuro, sepultar bajo el agua algunos países, contaminar territorios debido a su concentración de contaminantes radioactivos y alterar la dirección de las corrientes del océano.

Con lo anterior, las especies animales también estarían directamente afectadas. Algunos investigadores creen que para 2040, el Ártico estaría deshelado, pues la capa de hielo de este océano se reduce un 8 por ciento cada año.

En corto

Es el océano más pequeño de todos.

El océano Ártico es el único hogar de los osos polares.

El punto más profundo de este océano es la Cuenca del Fram, que tiene una profundidad de 4,665 metros.

Es 5 veces más grande que el mar Mediterráneo.

En verano, el hielo disminuye hasta en un 50 por ciento.