Montañas del Cáucaso

Las montañas del Cáucaso son consideradas la división continental entre Asia y Europa en el sureste de este último, y una de las cordilleras más altas de Europa, con varios picos que superan los 4,000 metros de altitud. La cordillera se ubica en la región del Cáucaso, entre el mar Negro y el mar Caspio, en un amplia zona caracterizada por la diversidad lingüística y cultural. Se cree que la región del Cáucaso ha sido lugar de encuentro y comercio entre pueblos desde hace más de 2,000 años atrás.

Seis países albergan parte de la cordillera en su territorio: Georgia, Armenia, Irán, Turquía, Azerbaiyán y Rusia, además de las repúblicas autónomas de Chechenia, Daguestán, Ayaria, Adigueya, Ingusetia, Kabardia-Balkaria, Karacháyevo-Cherkesia, Najicheván y Osetia del Norte-Alania. Las laderas del sur de las montañas están dominadas por Armenia, Georgia y Azerbaiyán, cuyos orígenes étnicos y lingüísticos son muy diferentes entre sí.

Desde hace muchos años, varios grupos y minorías étnicas del Cáucaso se han visto inmersas en una lucha por su independencia o autonomía, lo que ha salpicado de sangre la región. Durante la Guerra del Cáucaso, entre 1817 y 1864, el Imperio Ruso anexó varias zonas del norte, y aún en la actualidad la paz no está garantizada.

Características de las montañas del Cáucaso.

Montañas del Cáucaso.

Características

Es una cordillera que, si bien rivaliza en altura con los Alpes, sus picos tienden a ser, en promedio, más altos que los de estos, con 2,000-3,000 metros de altitud. Se calcula que poco más de 20 picos del Cáucaso son más altos que el Mont Blanc, la montaña más alta de los Alpes. En contraste, el pico más alto de la cordillera del Cáucaso es el monte Elbrús, con alrededor de 5,642 metros de elevación.

Se calcula que poco más de 20 picos del Cáucaso son más altos que el Mont Blanc, la montaña más alta de los Alpes.

Este sistema de montañas se extiende desde el sureste de Europa hasta Asia; por convención, desde la costa oriental del mar Negro hasta el mar Caspio, de este a oeste. Tiene una anchura variable que alcanza 160 kilómetros. La altitud de la cordillera aumenta desde los extremos, y es en la sección central donde se encuentran los picos más altos, incluido el monte Elbrús. Otros picos de altitud destacada son el monte Dij-Tau, de 5,205 metros de elevación; el Shjara, con 5,193-5,201 metros; el Koshtan-Tau, que alcanza 5,144-5,152 metros; y el Kazbek, de 5,047 metros de elevación.

Se divide geográficamente en el Gran Cáucaso, en el norte, y el Cáucaso Menor, en el sur. El Gran Cáucaso es la sección mayor y la principal cordillera de todo el sistema. Se extiende desde la península de Tamán hasta la península de Absheron, en el mar Caspio, y se le separa en 3 secciones: el Cáucaso occidental, el Cáucaso central y el Cáucaso oriental. El Gran Cáucaso se separa del Cáucaso Menor por la depresión Transcaucásica, un valle paralelo de unos 100 kilómetros de ancho que enlaza la costa del mar Negro con la del mar Caspio.

Las condiciones climáticas y topográficas del Cáucaso ocasionan que sus montañas tengan un ambiente más inhóspito que el de los Alpes en gran parte de su longitud. La región cercana al mar Negro es más húmeda; en contraste, el mar Caspio, más seco, causa que el Cáucaso oriental tenga un clima árido o semidesértico. En la cordillera occidental el clima llega a ser subtropical, por lo que ambas secciones, oriente y occidente, presentan condiciones climáticas prácticamente opuestas.

En el occidente y el centro hay glaciares. La línea glaciar comienza, por lo general, entre los 2,800 y los 3,000 metros. No obstante, en el Cáucaso Menor no hay glaciares como los del Gran Cáucaso. Unas pequeñas montañas que dividen la depresión Transcaucásica forman una barrera entre los climas tan dispares de la sección oriente y occidente.

El Cáucaso Menor se conecta con el Gran Cáucaso a través de la pequeña cordillera Likhi, y se separa en el este por el río Kurá, el más largo del Cáucaso, que se conecta con el río Aras. En el norte fluye el río Kubán, el Térek y el Sulak.

Formación de las montañas del Cáucaso.

Formación

Las montañas del Cáucaso son muy antiguas, con rocas que datan del Cretácico y del Jurásico en su mayor parte, y del Precámbrico en las elevaciones más altas. Como la mayoría de las montañas del mundo, se formaron como consecuencia de la colisión de placas tectónicas; en este caso, de la placa Arábiga y la placa Euroasiática.

Todo comenzó cuando la Arábiga comenzó a moverse hacia el norte, hasta que llegó a colisionar contra la placa Iraní, mientras que el mar de Tetis se cerraba. El movimiento continuó durante algún tiempo, y entonces se produjo un choque contra la placa Euroasiática, lo que levantó la corteza por efecto de la intensa presión entre ambas. Las montañas del Gran Cáucaso empezaron a tomar forma, y eventualmente las del Cáucaso Menor.

Durante el Cenozoico hubo una agitada actividad volcánica en el Cáucaso Menor. Los volcanes que aún existen en la zona están extintos en la actualidad, salvo algunos de la península de Absheron.

Flora y fauna

Debido al clima subtropical del Cáucaso occidental, la vegetación es más densa que en el Cáucaso oriental. En general, a lo largo de la cordillera existen desiertos, estepas, praderas alpinas, pantanos y bosques. En los bosques mixtos se contabilizan más de 10,000 especies de plantas, de las cuales más de 1,500 son endémicas, 700 especies de vertebrados y 20,000 de invertebrados, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). El Cáucaso occidental es una de las pocas zonas montañosas de Europa en donde el impacto humano es poco significativo, y en donde es posible observar varios ecosistemas, incluidos pastos alpinos y subalpinos que solo pueblan animales salvajes.

En sus bosques se contabilizan más de 10,000 especies de plantas, de las cuales más de 1,500 son endémicas.

Entre las especies animales y vegetales que encuentran hogar en partes de la cordillera del Cáucaso están el gallo lira caucasiano (Tetrao mlokosiewiczi), el perdigallo caucasiano (Tetraogallus caucasicus), el tur del Cáucaso (Capra caucasica), el ciervo rojo del Cáucaso (Cervus elaphus maral), el rebeco (Rupicapra rupicapra), el lobo gris (Canis lupus), la rana Rana macrocnemis y la serpiente Vipera dinniki, además de abedules, pinos, abetos, enebros, olmos, castaños, píceas, hayas y rododendros.

 
Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Caucasus

https://en.wikipedia.org/wiki/Caucasus_Mountains

https://en.wikipedia.org/wiki/Greater_Caucasus

https://en.wikipedia.org/wiki/Lesser_Caucasus

https://global.britannica.com/place/Caucasus

http://wwf.panda.org/about_our_earth/ecoregions/caucasus_temperate_forests.cfm

R. W. McColl. (2005). Encyclopedia of World Geography. Facts on File Library of World.