Industrialización

Definición

Cuando se habla de industrialización se alude a un proceso por el cual la industria se convierte en el orden socioeconómico principal y el que domina la mayor parte de los ámbitos de la economía de un país.

Un concepto de suma importancia en el tema es el de industria, que se refiere al conjunto de operaciones para la producción de bienes o servicios a partir de materias primas; en términos sencillos, implica la transformación de las materias primas en bienes o servicios. También se refiere al conjunto de varias industrias de uno o varios tipos; por ejemplo, la industria textil, la industria farmacéutica y la industria metalúrgica.

El advenimiento de la industrialización hace poco más de dos siglos supuso un cambio importante en la sociedad, la economía, la cultura y la geografía de las áreas urbanas del mundo.

Industrialización de los alimentos.

Características

– Mecanización de los procesos de manufactura y el trabajo. Los objetos, anteriormente elaborados a mano, se elaboran mediante el empleo de máquinas que reducen el esfuerzo y el tiempo de manufactura.

– Los procesos se concentran en fábricas. El trabajo industrial se lleva a cabo en un lugar, generalmente cerrado, en el que se encuentran las máquinas necesarias para la manufactura de los bienes o de la transformación industrial. Da inicio al llamado “sistema de fábrica”.

– El paso de una sociedad agraria a una sociedad industrial. En términos históricos, la industrialización cambió la forma de ser de la sociedad; de agraria, basada en las actividades agrícolas a través de las cuales las personas obtenían comida y otros recursos, a industrial, en la que los bienes comenzaron a obtenerse mediante las actividades industriales.

Hasta la actualidad, el cambio ha sido drástico, pues en la Europa medieval alrededor del 80 por ciento de la población activa practicaba la agricultura de subsistencia.

– Es un período de cambio económico y social. Además del paso de la sociedad agraria a industrial, se produce una migración abundante de personas del campo a la ciudad y, consecuentemente, de urbanización. Se configuran las poblaciones urbanas más grandes.

– Los mercados de bienes y servicios se expanden y estimulan el crecimiento económico de la región o país.

– Impulsa el desarrollo de sectores y lugares a lo largo de caminos que divergen entre sí; esto modifica los hábitos y sitios geográficos ya establecidos.

Breve historia de la industrialización

El proceso de industrialización moderno es resultado de la Revolución Industrial, el fenómeno que marcó la transición de la sociedad agraria a la sociedad industrial y que tuvo lugar entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

Durante la mayor parte de la historia, la mayoría de las poblaciones humanas sobrevivieron con base en una economía de subsistencia, es decir, aquella en la que las actividades alcanzan para la supervivencia de un pequeño grupo de personas y en la que la producción no genera excedentes con los cuales se pueda comerciar. La fabricación de bienes solía hacerse en casa con herramientas sencillas. Gran parte de la población humana era, pues, rural.

La Revolución Industrial comenzó en Gran Bretaña y posteriormente se desarrolló en varias partes de Europa hasta que alcanzó otras regiones del mundo. Su desarrollo inició con pequeñas innovaciones tecnológicas, como la invención de la máquina de hilar y el telar mecánico hasta que la máquina de vapor supuso el inicio del desarrollo de las grandes máquinas y de tecnología más avanzada.

Procesos industriales.

Durante el transcurso de los años las máquinas empezaron a ser más útiles, ya que permitieron el aumento del volumen y la variedad de productos, por lo que comenzó a producirse en masa y se desarrollaron las primeras fábricas tal como se conocen actualmente. Se abrieron centros de trabajo del hierro y el acero, minas de carbón, fábricas textiles y otras.

El tiempo de fabricación y los costes de transporte se redujeron, y el volumen de excedentes permitió la apertura del comercio a gran escala. A su vez, esto ayudó al crecimiento de la economía de los países industrializados. También se acompañó de profundos cambios sociales, pues la llegada de trabajadores del campo a la ciudad aumentó las poblaciones urbanas y modificó la estructura familiar, de familia extensa a nuclear. La calidad de vida aumentó, principalmente para la clase media y alta.

No todos los países del mundo experimentaron la industrialización en el mismo siglo. De hecho, varios países asiáticos la desarrollaron durante el siglo XX.

Si bien la industrialización generalmente es, desde el punto de vista económico, un proceso positivo, también se reconocen los problemas que la acompañaron, como la gran concentración de población y la contaminación del suelo, el agua y el aire. En algunos países o ciudades, antes fuertemente industrializadas, se está experimentando el proceso opuesto: la desindustrialización. Incluso, en Gran Bretaña la industria pesada, otrora dominante, está disminuyendo, y en cambio se está produciendo un gran aumento de la industria de alta tecnología.

 

 

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Industrialisation

https://en.wikipedia.org/wiki/History_of_industrialisation

https://global.britannica.com/topic/industrialization

http://nationalgeographic.org/topics/ap-human-geography-industrialization/

http://www.history.com/topics/industrial-revolution

https://en.wikipedia.org/wiki/Industrial_Revolution

Kedarnath Prasad. (2004). Economics of Industrialization. Sarup & Sons.

R. W. McColl. (2005). Encyclopedia of World Geography. Facts on File Library of World.