Geología

Una ciencia para explicar la Tierra

La palabra “Geología” proviene de los vocablos griegos geo y logos, que significan “Tierra” y “estudio de”, respectivamente, así que la palabra significa “Estudio de la Tierra”. La Geología es una ciencia que estudia la composición física y la historia geológica del planeta; para eso se le puede dividir en Geología física y Geología histórica, en términos de su interior. ¿A qué se refiere esto?

La geología física estudia los materiales que componen la estructura terrestre, como las rocas y los minerales, así como los procesos relacionados con ellos. Por ejemplo, el vulcanismo, los terremotos, el movimiento de las placas tectónicas, etcétera. Gracias a la geología histórica se conoce parte del origen del planeta y cómo evolucionó todo lo que la compone y sustenta la vida: el suelo, los océanos, etcétera. Para eso, los geólogos se han encargado de dividir la historia evolutiva terrestre en varios segmentos de tiempo llamados eones, eras, períodos, épocas y edades.

Geología

Por supuesto, los geólogos son los expertos que se encargan de la práctica de la Geología. Son científicos cultivados en la materia pero pueden especializarse en cualquiera de las áreas: Geología Económica, Geología del Petróleo, Hidrogeología, entre otras. Es comprensible que los geólogos puedan pasar más tiempo fuera de un laboratorio que otro tipo de científicos, ya que su objeto de estudio se encuentra en el exterior.

¿Cuáles son las tareas más comunes de los geólogos? A lo largo del tiempo, esta ciencia ha estado dominada, aunque no de forma exclusiva, por el estudio de las propiedades físicas y químicas de los minerales, las rocas, los fluidos del interior terrestre (como el magma), el relieve del lecho marino, el relieve de la superficie terrestre, los procesos como las erupciones volcánicas y la estructura interna de la Tierra. Sin embargo, todo lo que se sabe del planeta es una pequeña parte de lo que es, y nuevas disciplinas o áreas se están produciendo.

geologia_700

Breve historia de la Geología

Como suele suceder con las ciencias naturales, los primeros rastros de la Geología se encuentran en las antiguas civilizaciones. Aristóteles fue uno de los primeros hombres en observar con atención la composición de la Tierra, y en asegurar que los cambios que en ella se producen ocurren de forma muy lenta. Teofrasto, un filósofo que desarrolló las teorías de Aristóteles, escribió una obra llamada En Piedras, en la cual hizo una primera clasificación de las rocas y las gemas según sus propiedades comunes y su comportamiento al calentarse. Más tarde, Plinio el Viejo hizo referencias hacia En Piedras, a la vez que describió las características de varios minerales y metales en su texto  Naturalis Historia. Estas obras de ambos constituyeron la base para el desarrollo de la Geología.


Durante la Edad Media, el erudito persa Al-Biruni escribió la obra Gemas, en donde abordó también el tema de las gemas y los minerales. Creó su propio método para obtener la medida del radio de la Tierra y formuló la hipótesis de que el subcontinente Indio fue un mar. Por su parte, Shen Kuo, un polímata chino, expuso una hipótesis sobre el origen del planeta basada en sus observaciones en las montañas. De acuerdo con él, la Tierra pudo haberse formado debido a la deposición de sedimentos y la erosión de las montañas.

Aristóteles fue uno de los primeros hombres en observar con atención la composición de la Tierra.

A partir del siglo XVII, la Geología fue delineándose de forma más clara. Nicolas Steno realizó tan importantes estudios sobre las rocas y los fósiles que se le considera el fundador de la Estratigrafía. Sin embargo, es James Hutton quien ostenta el título de “el primer geólogo moderno”. Fue suya la teoría del Uniformismo, un principio fundamental de la Geología, para explicar las características de la corteza terrestre en el transcurso del tiempo geológico. Hutton estaba convencido de que la tierra experimenta cambios de forma constantemente.

Desde entonces, los estudios sobre la estructura terrestre no han cesado. A principios del siglo XX se creía que la edad del planeta era de unos 2 billones de años, y gracias al desarrollo de la tecnología, la tarea de estudiar la corteza fue haciéndose menos difícil. En la actualidad, la Geología es un campo de estudio muy amplio, integrado en las Ciencias de la Tierra.