El Efecto Coriolis

Definición

El efecto o fuerza Coriolis es uno de los fenómenos más interesantes que ocurren en la Tierra. En realidad, es una fuerza a la que se sujetan los fluidos del planeta que están en desplazamiento. Fue descrita por primera vez en 1835 por Gaspard-Gustave de Coriolis, un matemático e ingeniero mecánico de origen francés que estudió la transferencia de energía en los sistemas de rotación. El término “fuerza Coriolis” comenzó a ser mencionado en el siglo XX, conforme se comprendía la circulación de los vientos en el planeta.

¿Y qué es el efecto Coriolis? Es la fuerza invisible por la que la trayectoria del aire u objetos en movimiento se modifica debido a la rotación de la Tierra, así que las masas de aire se desvían en direcciones predecibles. Para entender esto, toma un ejemplo clásico: imagina que te subes a una esfera giratoria de un parque y otra persona se coloca enfrente de ti. Si tú le aventaras una pelota directamente mientras la esfera gira, el efecto Coriolis ocasionará que el objeto se desvíe y no aterrice en sus manos, sino a un costado.

A pesar de que no es un término muy utilizado fuera del ámbito científico, tiene un papel muy importante en la  dirección de los vientos, pero no en su velocidad. Sin embargo, a medida que aumenta la velocidad de un objeto, la fuerza de Coriolis también aumenta.

Se determina por la masa y la velocidad de rotación del objeto y afecta cualquier objeto que se mueve libre y rápidamente, como los aviones y los cohetes, e incluso ejerce influencia sobre las corrientes oceánicas.

La fuerza Coriolis tiene efectos importantes en objetos grandes y que viajan largas distancias a través de la Tierra.

Causas

La causa directa de esta fuerza es la rotación terrestre. La Tierra es más ancha en el ecuador que en los polos, como es fácil apreciar, y además, gira sobre su mismo eje de oeste a este. Mientras más lejos está un objeto del ecuador, más lento es el movimiento puesto que la Tierra gira más rápido en la línea ecuatorial, por lo que la desviación es mayor en los polos y nula en el ecuador. Estas son las dos causas principales por las que existe la fuerza Coriolis: el movimiento hacia el este y la velocidad en función de la latitud, que causa que las partes de la Tierra se muevan a velocidades distintas.

Ahora bien, cuando la Tierra gira sobre sí misma, la fuerza actúa en dirección norte-sur, por lo que en el hemisferio norte los vientos se desvían hacia la derecha y en el hemisferio sur hacia la izquierda, sin importar si son permanentes, locales o de corta duración.

Efectos

Hay algo que es importante aclarar: los objetos sujetos al efecto Coriolis no se desvían de su camino, pero sí parecen hacerlo debido al movimiento del sistema de coordenadas geográficas. En general, esta fuerza influye en los patrones globales de viento y del clima, afecta las corrientes oceánicas y el movimiento de los objetos grandes de transporte, como aviones y cohetes.

También ocasiona que, en el hemisferio norte, alrededor de las zonas de baja presión los vientos soplen en sentido antihorario y en sentido horario en las de alta presión. Lo contrario sucede en el hemisferio sur. Por eso, los ciclones y huracanes en el norte giran en el sentido opuesto a las manecillas del reloj, contrario a lo que sucede debajo del ecuador. Esto no ocurre con los tornados, que comparados con los huracanes son pequeños (no así su intensidad) y su afectación es local.

En el océano, contribuye a crear las corrientes oceánicas superficiales y giros que, naturalmente, en el hemisferio sur giran hacia la izquierda y viceversa. Por otra parte, la industria de la aviación tiene esto en cuenta, por lo que muchos vuelos no se realizan en línea recta, como cabría de esperar. Si se ignorara este hecho, los aviones aterrizarían en lugares diferentes de su destino.

La fuerza Coriolis tiene efectos importantes en objetos grandes y que viajan largas distancias a través de la Tierra, pero no tiene efectos significativos sobre objetos pequeños. De hecho, la Tierra gira lentamente en comparación con otros planetas del Sistema Solar, por lo que sus efectos no son tan visibles en movimientos a pequeña escala.
Fuentes

http://scijinks.jpl.nasa.gov/coriolis/

http://www.metoffice.gov.uk/learning/learn-about-the-weather/how-weather-works/coriolis-effect

http://abyss.uoregon.edu/~js/glossary/coriolis_effect.html

http://nationalgeographic.org/encyclopedia/coriolis-effect/

http://oceanservice.noaa.gov/education/kits/currents/05currents1.html